Inicio » Noticias » Hays prevé que más del 10% del empleo en la automoción desaparezca en 2030 por la automatización

El sector automovilístico vive en España uno de sus momentos más delicados. Sin embargo, hay algunas compañías que siguen apostando por mantener su actividad y seguir avanzando, aunque el 77% de ellas asegura que desaparecerá más del 10% de los puestos de trabajo en el sector hasta el 2030 debido a la automatización de procesos.

Según la Guía HAYS 2020, solamente el 13% de las compañías cree que el impacto sobre los empleados por este factor será menor. Del resto, a el 41% considera que la reducción de plazas estará en torno al 10%-20%, mientras que el 23% postula que eliminará entre un 21% y un 30% del empleo del sector

Sin embargo, desde el punto de vista de los trabajadores, el 73% de ellos está convencido de que su puesto de trabajo seguirá vigente dentro de diez años, frente al 22% que dice tener dudas sobre ello y el 5% que manifiesta que su empleo ya no existirá.

Imma Martínez, National Industry Business Manager de HAYS, explica que “el sector está inmerso en una gran transformación hacia los vehículos eléctricos, y eso hace que los perfiles más demandados cambien hacia más ingenieros relacionados con IT y software”. “En cuanto a los empleados de planta, sí que se amortizarán algunos empleos por la automatización, pero se generarán otros puestos relacionados con la electromecánica”, añade.

Esta tendencia también se refleja en la Guía Salarial HAYS 2020, donde se destaca a la industria dela automoción como una de las más afectadas por la automatización, lo que conlleva grandes cambios en las organizaciones y sus sistemas de trabajo. “El crecimiento se dirige hacia la ya famosa industria 4.0 en un entorno de cambio continuo”, se señala.

Martínez apunta que el trabajo que se creará será más cualificado estará vinculado a la demanda de profesionales como muchos más ingenieros adaptados a las nuevas necesidades impuestas por esta realidad industrial. “La demanda aumenta en todo lo relativo a la contratación de profesionales para el desarrollo de la tecnología, gestión, adaptación y mantenimiento de la misma”, destaca.

Imma Martínez destaca que actualmente hay un gap muy importante en los perfiles de ingeniería, y si la demanda sigue creciendo subirán los salarios de los empleados más cualificados, que a su vez harían subir la media de los sueldos del sector. “Si lo hacemos bien y contamos con el apoyo de los fabricantes, el Gobierno y la educación, podemos crear hubs de innovación para toda Europa y poder también incorporar talento de fuera del país”, concluye.