Inicio » Noticias » La creación de empleo en la logística se estanca en el primer trimestre

El sector logístico sigue siendo uno de los que menos está padeciendo la crisis provocada por la pandemia, aunque esto no se está traduciendo todo lo que debiera en la creación de empleo.

Entre enero y marzo de este año, las empresas de logística y transporte crearon 1,008 millones de empleos, frente a los 1,019 millones del mismo período de 2020. Por sectores, el transporte terrestre es el que más afiliados tiene (595.420), y crece un 3,18% en el último año, a pesar de registrar un ligero descenso mensual de una décima.

Le sigue el almacenamiento y actividades anexas al transporte, que crea 204.298 empleos, subiendo tres puntos respecto el mismo período del pasado año y un punto y medio en referencia a marzo de 2020. Este crecimiento específico se debe, por un lado, al aumento del e-commerce y a la política de acumulación de stocks de las empresas.

La misma explicación vale para el sector postal, que cuenta en el primer trimestre de este año con 96.643 afiliaciones a la Seguridad Social, un 14,29% más respecto el primer parcial de 2020. Sólo en el mes de marzo este segmento de la actividad creció más de tres puntos.

El transporte aéreo ha sido uno de los más golpeados por la pandemia, y las cifras de empleo así lo corroboran. Entre enero y marzo creó 34.238 empleos, diez puntos por debajo del mismo período del pasado año, aunque sólo en el mes de marzo logró incrementar la creación de puestos de trabajo un punto.

Finalmente, el transporte marítimo experimentó un incremento en las afiliaciones a la Seguridad Social superior a los seis puntos y medio, con 1.133 empleos. Durante le mes de marzo, experimentó un crecimiento del 3,71%.

El transporte terrestre de mercancías sigue siendo el subsector logístico con mayor número de afiliados a la Seguridad Social.

Estas cifras han sido dadas a conocer en la presentación del Informe de Empleo en Logística y Transporte de 2020 que elabora Foro de Logística, donde participaron Mariló Peris, directora ejecutiva de Foro de Logística y directora de Logitalent; y Gabino Diego, consejero delegado de Foro de Logística.

Más optimismo en abril

Con todo, y a pesar de que las cifras del primer trimestre “no son del todo buenas”, reconocía Diego, lo cierto es que los datos de abril permiten cierto optimismo. Y es que frente a los 897.662 empleos registrados en abril de 2020 -momento en el que la crisis tuvo más incidencia sobre el empleo- en el cuarto mes de 2021 se contabilizaron 930.255 nuevas afiliaciones a la Seguridad Social.

Asimismo, el número de ERTEs puestos en marcha por empresas del sector logístico se redujeron un 5% respecto el mes de marzo hasta los 7.502, afectando a 39.570 trabajadores. “Uno de los grandes retos a los que se enfrenta el sector es en el de revertir esos ERTEs y que no se conviertan en EREs”, avanzó Gabino Diego.

Hoy por hoy, “se está produciendo una recuperación, aunque a un menor ritmo del esperado”, reconoce el directivo, aunque se ha mostrado esperanzado por el paulatino incremento de la actividad económica.

La contratación en el sector logístico pudo recuperar parte del terreno perdido durante los meses más duros de la pandemia. A la derecha dela imagen, Mariló Peris, directora ejecutiva de Foro de Logística.

Informe 2020

Según el Informe de Empleo en Logística y Transporte de 2020, el sector de la logística y el transporte ha registrado un comportamiento mucho más favorable que otros, aunque la incidencia de la crisis haya frenado la tendencia alcista en cuanto a creación de empleo que se registraba antes de la pandemia.

Asimismo, el estudio pone de manifiesto la participación de los hombres frente a las mujeres -en una proporción de 4 a 1- y el “notable envejecimiento de la población activa con una baja participación de los jóvenes, que además presentan tasas de desempleo superiores a la media”, advierte Mariló Peris. Con todo, según la EPA, la tasa global de desempleo en el sector es del 8% (frente a un 16% de media nacional), lo que lo hace “mucho más atractivo” a la hora de buscar un trabajo.

Asimismo, la crisis ha dejado patente que el comportamiento del empleo autónomo ha sido más dinámico que el de por cuenta ajena: mientras que el primero ha crecido un 4%, el segundo ha decrecido dos puntos.