Inicio » Noticias » La falta de profesionales logísticos, una evidencia

Cada vez resulta más patente la falta de profesionales formados y con las competencias requeridas en prácticamente todos los ámbitos logísticos. Desde directores de Logística y Supply Chain, hasta almaceneros y repartidores de última milla, pasando por técnicos en compras y abastecimiento, técnicos de intralogística, ingenieros de procesos, tecnólogos, expertos en e-commerce, técnicos de comercio internacional, etc.

El reciente estudio “Los sectores económicos emergentes y la formación profesional en el Área Metropolitana de Barcelona”, elaborado por la Fundació BCN Formació Professional y el Área Metropolitana de Barcelona en colaboración con el Consorci de la Zona Franca de Barcelona, indica que, además de transportistas de mercancías por carretera, los perfiles profesionales más demandados en el sector son: los técnicos logísticos, los vinculados al e-commerce, los desarrolladores de aplicaciones, los supervisores de montaje y mantenimiento de sistemas de automatización, los comerciales de transporte y logística y los gestores de operativas y cadenas logísticas.

Centrándose en el ámbito de las aduanas y el comercio internacional, “en el Colegio Oficial de Agentes de Aduanas y Representantes Aduaneros de Barcelona (COACAB) hemos podido comprobar que también faltan profesionales especializados en esta área y podemos afirmar que hay cierta necesidad en materia de formación aduanera”, apunta David Soler, director del COACAB.

Por su parte, la responsable de Formación del Centro Español de Logística (CEL), Esther Sánchez, asegura que, “ya en los últimos años, hemos detectado la necesidad en puestos como el de jefe de Tráfico, ingeniero de Proyectos y Métodos, responsables de Transformación Digital y analistas de Sistemas”. Así, desde el CEL han observado que las empresas demandan un perfil con una alta cualificación y conocimientos digitales, que se adapten y aporten ante la inevitable digitalización de la actividad logística y el transporte.

Además, en esta época de pandemia, “las empresas también nos han demandado formar a trabajadores en conocimientos de almacén y manejo de carretillas, siendo acuciante la necesidad de conductores y repartidores de última milla, para afrontar la demanda del transporte y el reparto vinculado al comercio electrónico”, agrega Sánchez.

En los últimos años, se ha detectado la necesidad de puestos como el de jefe de Tráfico, ingeniero de Proyectos y Métodos, responsables de Transformación Digital y analistas de Sistemas

La formación profesional del sector logístico resulta cada vez más indispensable. Foto COACAB.

Las asignaturas pendientes

Una de las asignaturas pendientes en el sector logístico es la digitalización, el análisis de datos y la automatización de procesos para, no solamente poder tomar decisiones más acertadas sino también para hacer que las cadenas logísticas globales sean más seguras, eficientes y ágiles. Para conseguirlo, “la formación profesional es indispensable porque debemos instruir a las generaciones futuras en el manejo de las operaciones logísticas que permiten que el comercio internacional se desarrolle y sea fluido”, destaca David Soler, director del Colegio de Agentes de Aduanas y Representantes Aduaneros de Barcelona (COACAB).
Asimismo, los profesionales logísticos que quieran incorporarse al sector deberán estar formados para tomar decisiones y reaccionar ante imprevistos y también deberán estar capacitados para adaptarse a los cambios y afrontar períodos de crisis o estrés. Todos estos factores, que ya son una realidad, “deberían empezar a estar contemplados en los programas de formación profesional que, consecuentemente, tendrían que adaptarse a los requerimientos actuales del sector de la logística”, opina Soler.
“Nos encontramos ante un sector que evoluciona a una velocidad enorme, donde la tecnología juega cada vez más un papel fundamental y estratégico para cualquier empresa; en este escenario, se requieren profesionales con conocimientos digitales que cambian permanentemente y es aquí donde está el problema”, apunta Gabino Diego, CEO de Foro de Logística. “Por un lado, la oferta formativa no evoluciona tan rápido como sería deseable y, por otro lado, hay una escasez importante de formadores profesionales cualificados para impartir este tipo de formación”, añade Diego.
No obstante, hay que destacar que son muchas las entidades e instituciones vinculadas a la formación las que ya han empezado a trabajar para ampliar la oferta formativa profesional con la intención de que ésta vaya cubriendo las carencias existentes, tanto por lo que respecta a ciertos perfiles logísticos, como a las competencias en tecnologías aplicadas en el sector. En este contexto, “las empresas del sector logístico también debemos aportar nuestro granito de arena, apoyar la formación profesional y nutrirnos de las personas que cursan estos estudios para dar continuidad a la actividad de nuestras empresas”, concluye el director del COACAB.

¿Dónde están los conductores profesionales?

El transporte internacional por carretera viene arrastrando desde hace años la falta de conductores que genera un desajuste en la oferta y demanda, “este problema se acentúa en países como España que ocupa el segundo lugar del ranking europeo en transporte internacional por carretera”, señala Alejandro Arola, presidente de la Fundación Aduanera.
La “dramática” falta de conductores profesionales se debe a múltiples factores, entre los que el CEO de Foro de Logística, Gabino Diego, destaca tres: “La falta de atractivo que tiene este oficio para los jóvenes y las mujeres; las condiciones laborales que no compensan el sacrificio que supone esta profesión; y las dificultades que tienen estos profesionales para conciliar su vida personal y familiar ante el hecho de estar subido en un camión durante varios días seguidos”.
Por su parte, el director del Colegio Oficial de Agentes de Aduanas y Representantes Aduaneros de Barcelona (COACAB), David Soler, explica que, hace unos años, conducir un camión era una actividad rentable a nivel pecuniario, pero la crisis económica del 2008 generó en las empresas del sector la necesidad de reducir costes, “lo que impactó en toda la cadena logística y, por ende, en los salarios o ingresos de los transportistas”.
Existen también otros factores que pueden incidir en la falta actual de profesionales para el transporte de mercancías por carretera como, por ejemplo, que muchos conductores se hayan jubilado o que sea un tipo de actividad que no es conforme a los cánones de “comodidad laboral” de las nuevas generaciones.
En este sentido, existen ciertos mitos alrededor de la profesión de conductor que vienen dados por el “desconocimiento” que tiene la sociedad de este sector, “asociado en general a trabajos forzados, con poco valor, sin prácticamente reconocimiento social y sin tecnología. Nada más lejos de la realidad, pues ser conductor hoy en día requiere de profesionales formados, con amplios conocimientos de tecnología aplicada, con conocimientos de seguridad vial, con habilidades de relación y servicio, etc.”, concluye Gabino Diego.

El problema de la falta de conductores se acentúa en países como España que ocupa el segundo lugar del ranking europeo en transporte internacional por carretera”

Ser conductor hoy en día requiere de profesionales formados, con amplios conocimientos de tecnología aplicada, con conocimientos de seguridad vial, con habilidades de relación y servicio, etc.”