Inicio » Noticias » La tecnología aplicada a la gestión marítima y los cruceros, novedades del máster de la UEV

La Universidad Europea de Valencia (UEV) reinventa su máster en Gestión del Negocio Marítimo y el Derecho Marítimo e incorpora las nuevas tecnologías aplicadas a la gestión marítima y el ámbito crucerístico al programa.

Para conocer mejor las novedades del que definen desde la Universidad como “el único máster universitario oficial en esta área en la Comunidad Valenciana”, este Diario se entrevista con Jorge Sánchez -Tarazaga, director del mismo.

 

En esta tercera edición del máster, ¿cuáles son los objetivos del máster? ¿Han cambiado?

Esta tercera edición supone un nuevo reto y estamos convencidos de que vamos a seguir creciendo y mejorando, gracias a la experiencia y el éxito de las ediciones anteriores. Nuestro propósito sigue siendo el mismo, acercar aún más la empresa a la academia, y viceversa, de forma que haya una continuidad entre formación y trabajo, aprendizaje y práctica.  

Este año será también especial porque recuperaremos la presencialidad, compatibilizándolo con la asistencia telemática que ha funcionado tan bien en el último año. 

Los alumnos pueden disfrutar de una formación dual con un altísimo nivel de empleabilidad

Supongo que el programa se adapta a la realidad económica y social que estamos viviendo, así que seguro que se ha renovado el contenido impartido. ¿Cuáles son las novedades introducidas en el programa?

En este nuevo curso académico hemos introducido algunos cambios y mejoras, por ejemplo, trabajando en la implementación de la tecnología en el ámbito de la gestión portuaria. Del mismo modo, hemos profundizado en el transporte crucerista, para adaptarnos a las necesidades del sector. 

Así hacemos con todos los módulos, de forma que, sin cambiar su objeto o contenidos básicos, estos se enriquecen con nuevos matices que vamos observando que mejoran la formación.

 

En el actual escenario postCOVID, ¿qué puede ofrecer a los estudiantes que lo cursen de cara a integrarse en el mercado laboral u optar a otro puesto de trabajo?

Este máster, al igual que el resto de las titulaciones de la Universidad Europea de Valencia, ofrece una formación profesionalizante que acerca al estudiante a la realidad del sector, a través de un profesorado formado por profesionales del área que aportan todo su conocimiento y experiencia. Este enfoque, eminentemente práctico, garantiza una alta capacitación, y aporta un gran valor tanto para estudiantes recién egresados como para aquellos que ya llevan algunos años trabajando y desean ampliar sus horizontes profesionales. Incluso también para aquellos funcionarios que precisan una titulación oficial, o empleados del sector que buscan una formación complementaria para seguir creciendo profesionalmente. 

 

¿Cuáles son, en su opinión, los valores añadidos del máster?

Hay distintos factores que explican el éxito del máster. Para empezar, es importante recordar que somos el único máster universitario oficial en esta área en la Comunidad Valenciana, un elemento muy diferencial.

Por otra parte, es un programa que conjuga a la perfección las áreas de ciencia y empresa, con docentes vinculados con el mundo de la investigación y con el saber práctico de profesionales de despachos, de la Administración y de las empresas que trabajan en el sector en ámbitos muy diversos.

Otra de las grandes fortalezas es la flexibilidad. Al impartirse tanto en modalidad semipresencial como online, se adapta a las necesidades de cada estudiante, garantizando la máxima calidad en ambos casos y dando una mayor libertad para los que quieran compatibilizarlo con su carrera profesional. 

Por otro lado, se trata de un programa omnicomprensivo asentado sobre tres pilares básico, uno jurídico, otro que describe la comunidad portuaria, y el tercero los distintos ámbitos de la empresa relacionada con el sector. Y todo ello, contemplando no sólo los distintos tipos de transporte, mercancías y personas, sino también por los distintos medios: mar, multimodal, por ferrocarril, por carretera y aéreo. Esto nos permite cubrir el máximo espectro posible a nivel profesional y aumenta notablemente las posibilidades de los estudiantes. 

Además, es importante señalar que contamos con un programa de prácticas no curriculares que nos ha reportado grandes resultados. Con más de un 90% de empleabilidad en ediciones anteriores. 

 

Sobre la parte práctica, ¿por qué es importante poder ofrecer este tipo de formación presencial en empresas al alumnado?

Los estudiantes tienen la oportunidad de realizar prácticas no curriculares en empresas del sector, lo que quiere decir que son opcionales y el estudiante puede obtener su título sin realizarlas. Aquellos que han optado por tener esa experiencia han podido disfrutar de una formación dual con un altísimo nivel de empleabilidad, que complementa a la perfección lo que han aprendido a lo largo del curso. 

En este sentido, la propia dinámica de nuestro modelo académico, basado en el aprendizaje experiencial, garantiza que el programa sea muy práctico, por lo que, aún si el estudiante opta por no realizar las prácticas, habrá recibido una formación altamente capacitante que le preparará para su incorporación al mundo profesional.

“El futuro del sector del transporte, sin duda, es esperanzador”

¿Cómo es “el hoy” del sector del transporte y la logística? 

Es un sector siempre de primera necesidad y en constante evolución. Si hablamos del transporte de mercancías, lo cierto es que estas vienen mayoritariamente por mar, convirtiendo el medio en una herramienta imprescindible. Pero cada vez estamos viendo también una mayor apuesta por la intermodalidad, con el auge del ferrocarril, lo que abre nuevas posibilidades. 

Es probable que otros sectores se vayan a ver abocados a una crisis en los próximos años, pero este, en permanente actualización, no dejará de estar a la vanguardia de la economía. Existen muchos ejes de desarrollo de negocio, y hay áreas que van a ir ganando cada vez más importancia, como la sostenibilidad y las nuevas tecnologías, por ejemplo. Desde luego, hay numerosas oportunidades para los profesionales del sector. 

 

Y el futuro del sector marítimo, ¿cómo será?

El futuro del sector sin duda es esperanzador. Ha sido esencial en tiempos de pandemia, incluso en el tiempo de confinamiento, y se espera que aumente exponencialmente su importancia. 

Si hablamos del Puerto de Valencia, a modo de ejemplo, se estiman que más de 44.000 empleos directos pueden derivarse de la Ampliación ya aprobada, y que se espera, que tenga lugar en los próximos años. Este crecimiento, en mayor o menor medida, está aconteciendo en los principales puertos del mundo. Aquí cerca, en el de Castellón, o más lejos, en el de Algeciras, pero podemos mencionar el incremento del tráfico en Tánger y, por supuesto, en los de China o en América. Es una tendencia que viene para consolidarse, sin duda. 

Me impacta poderosísimamente la ecologización del transporte marítimo, tanto de mercancías como de pasajeros. El hidrógeno y otras fuentes renovables han pasado a ser habituales como combustibles en el sector, por ejemplo, lo que muestra claramente un importante avance y nos indica hacia donde nos dirigimos.

De la misma forma, los Smart Ports, los puertos amables y accesibles, que forman parte de la ciudad son una realidad que está consolidándose, y una fuente de riqueza y de experiencias amables y familiares. El Puerto de Valencia es un gran ejemplo de ello. El Puerto es la ciudad y la ciudad es el Puerto.