Inicio » Noticias » Paceco y Grupo Davila desarrollan un simulador móvil para formación técnica inmersiva 

Paceco Group y Grupo Davila han unido fuerzas al servicio de la mejora de la formación en equipos portuarios y tecnologías avanzadas (TOS, IIOT), especialmente en estos tiempos de pandemia, a través del desarrollo conjunto y la utilización de un simulador móvil de formación inmersiva, que aporta importantes mejoras a los KPIs de la terminal al tiempo que garantiza la fluidez en la cadena de suministro.

Desde sus inicios, el simulador de Paceco ha perseguido la mejora del rendimiento técnico, operativo y económico de las terminales permitiendo a los operadores y empleados formarse en un entorno portuario seguro e inmersivo gracias a las tecnologías de realidad virtual. 

La pandemia ha favorecido que en 2020 varias terminales españolas contrataran el simulador de instrucción móvil de Paceco para formar a sus operarios en seis tipos de equipos de terminal (STS, RTG, RMG, Reach Stacker, Terminal Tractor & Mobile crane) y para el presente ejercicio prevé una creciente demanda de este servicio. 

 

Supervisión

Además, según la compañía tecnológica, las autoridades portuarias y los centros de formación para el empleo relacionados con la industria portuaria están cada vez más concienciados de las ventajas de esta modalidad de formación. Existe, según Paceco, una clara tendencia a buscar alternativas a los entornos de equipos reales, dónde la supervisión del instructor se realiza desde la misma cabina del gruista y en las clases teóricas presenciales, de cara a minimizar los riesgos de transmisión del virus por falta de distancia social.

En este sentido, los sistemas de aprendizaje basados en simuladores ofrecen una buena solución ya que los centros de instrucción incluyen una estación de instructor independiente que permite la interacción con el alumno y el control del simulador en remoto.

 

Entorno inmersivo

El instructor puede supervisar las acciones del usuario a través de cámaras IP, ver el entorno inmersivo en el que está trabajando o incluso tomar el control del equipo de forma remota. La expansión de la formación de operarios mediante simuladores ha dado lugar a simuladores más pequeños que suelen instalarse en las salas de formación.

Según Rafael Martínez, director del Laboratorio de Simulación y Modelización (LSyM) de la Universidad de Valencia en España y socio del Simulador de Formación de Equipos Portuarios Móviles y Equipos Portuarios Avanzados de Paceco Group, esto conlleva dos ventajas principales: por un lado, al reducirse el coste de cada puesto, se puede formar a varias personas al mismo tiempo, y por otro, se puede realizar un entrenamiento más completo al compartir el entorno de simulación entre puestos y poder simular situaciones de trabajo colaborativo o aprender a convivir con otros agentes que interactúan en el mismo entorno de trabajo. 

Esta nueva dinámica ha llevado a eliminar el puesto de instructor individual en cada ordenador y sustituirlo por una sala de instructor, donde se pueden controlar todos los simuladores al mismo tiempo.

Varias terminales españolas han contratado el simulador de instrucción móvil para formar a sus operarios en seis tipos de equipos de terminal (STS, RTG, RMG, Reach Stacker, Terminal Tractor y Mobile crane)

Principales funcionalidades

Entre las principales funcionalidades del puesto de instructor y que se realizan de forma remota se encuentran:

 

– Sistema de envío de mensajes dictados a todas las estaciones.

 

– Secuenciación de ejercicios y teorías para trabajar todos al mismo tiempo.

 

– Envío de eventos para alterar las condiciones ambientales a todas las estaciones al mismo tiempo.

 

– Control individual de la máquina simulada a distancia.

 

– Cambio del punto de vista del instructor mediante vistas programadas o en modo de vuelo.

 

– Acceso a los informes de los alumnos y a los ejercicios de debriefing de forma remota.

El simulador móvil de formación de Grupo Davila está instalado en el interior de un contenedor.

Siguiente paso: simuladores remotos con gafas de realidad virtual

La disposición del interior del simulador hace que las medidas de distanciamiento social y desinfección de los equipos hayan sido la clave para contener la propagación del covid-19 en el entorno de la formación en equipos portuarios. La desinfección del equipo de simulación es más fácil y segura que la de la grúa. Además, ha tenido un papel importante el puesto de instructor a distancia, que ha permitido separar a los alumnos del instructor y mantener las medidas de seguridad.

La capacidad del simulador para pruebas de evaluación teórica y la distancia entre el instructor y los sistemas de simulación han permitido continuar campañas de formación y que su aplicación se mantenga e incluso se le de preferencia frente a la instrucción convencional en un entorno real. El covid-19 a acelerado la necesidad de desarrollar simuladores a distancia, utilizando las web. Gracias al auge de los videojuegos, la potencia de los ordenadores domésticos es cada vez mayor y el ancho de banda disponible para descargar activos de simulación también aumenta, por lo que estos simuladores incluyen cada vez más entornos de visualización más realistas. 

 

Camino por recorrer

Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer, sobre todo porque la sensación de presencia que ofrece el simulador en el hogar, a falta de consolas reales y sistemas de visualización multipantalla, es bastante limitada. Además, estos simuladores suelen funcionar sin supervisión, por lo que la interacción con el instructor también es limitada. Paceco dispondrá de simuladores remotos que utilicen gafas de realidad virtual para lograr esa sensación de inmersión, en los que los mandos sean también virtuales, pero aun así la ausencia de guía y supervisión del instructor seguirá siendo un problema.